CÓMO ALINEAR LA ESTRATEGIA DE TALENTO CON LA ESTRATEGIA DE NEGOCIO

La Optimización del Talento es una disciplina que, a partir de cuatro estadios, ayuda a alinear la estrategia de negocio con la estrategia de personas con el objetivo de obtener los resultados esperados.

Diagnosticar

Descubrir la raiz de los problemas de negocio a partir de la evaluación y el análisis de datos sobre las personas – y después prescribir el tratamiento adecuado. Diagnosticar es el primer paso de la optimización del talento, pero es algo que las organizaciones deben hacer de forma contínua.

Diseñar

Consigue el máximo nivel de competencia del negocio diseñando intencional y estratégicamente la organización, el liderazgo, la cultura y la dinámica de los equipos. Diseñar es el segundo paso de la optimización del talento, y es ahí desde donde se puede crear y desarrollar la estrategia de personas.

Seleccionar

Utiliza los datos para construir un equipo humano de top performers, prestando especial atención a las dinámicas de los grupos. Seleccionar bien a las personas que incorporamos es la tercera faceta de la optimización del talento y es ahí donde se sientan las bases del éxito futuro de nuestra organización.

Inspirar

Facilita a tus empleados la información sobre sí mismos y sobre sus relaciones de trabajo que necesitan para gestionar su auto liderazgo y desarrollo. Inspirar es la cuarta dimensión de la optimización del talento y cubre los procesos orientados a las personas como los planes de carrera y el desempeño de los equipos.

La Optimización del Talento se funda en cuatro pilares fundamentales:

  • Se da dentro del contexto de la organización y del negocio.
  • Se impulsa desde datos objetivos de las personas.
  • Debe ser adoptada por los líderes a todos los niveles de la organización.
  • Protege de las cuatro fuerzas del disengagement.